¿Cómo saber si un bebé tiene diarrea?

Tener un bebé en casa y  más si se es padre por primera vez, supone un cambio radical en todas las costumbres del hogar.

Seguro que te interesa saber: ¿Qué es bueno para la diarrea en los niños?

Se acabaron las largas horas de ocio, tirados en la cama hasta que el hambre los hacía levantar, para preparar un bocadillo ligero y así tener tiempo para seguir “descansando”.

A partir del nacimiento del pequeño, no hay discusión, ahora las necesidades de él, estarán por encima de cualquier circunstancia y la pareja deberá buscar la manera de ofrecer comodidad y sustento a su hijo. Aunque existe otro factor, bastante importante que ronda la cabeza de los padres, la salud de su bebé.

Comienzan entonces las preocupaciones, ¿Estará bien abrigado?, ¿Debo ponerle una luz de noche?, ¿Le habré dado suficiente comida?, ¿Estará haciendo popó muy frecuentemente?, Y si es así, ¿el popó está muy aguado o es normal?

Dios ¿cómo saber si un bebé tiene diarrea sin llamar al pediatra? pues te cuento que no eres ustedes no son,  la primera pareja,  ni  la última, en hacerse esa serie de preguntas, mejor sigan leyendo y saldrán de dudas.

La frecuencia, cantidad y densidad de las deposiciones de los bebés, varían en cada caso, es decir que no hay una medida estándar para determinar cuándo alguna circunstancia es “normal”.

Puede ser que un pequeño, defeque inmediatamente después de comer; otro lo haga al despertar y luego de la última toma de leche antes de dormir; algunos una sola vez al día; e incluso, puede haber bebés que lo hagan día por medio y aun así, ser un chiquillo saludable.

Por otra parte, tenemos la densidad. Los bebé son alimentados con líquidos, bien sea leche materna o de fórmula, ellos no consumen sólidos, por lo tanto es natural que la consistencia de sus heces, sea laxa.

Si eres padre de un bebé pequeño, debes estar alerta a los cambios en sus hábitos y verificar si la frecuencia en sus deposiciones, aumenta considerablemente, acompañada de una laxitud, poco usual en su caso particular.

Además, si esta circunstancia se extiende por más de 28 horas o más de seis deposiciones, debes inmediatamente acudir al pediatra y exponer su caso, pues probablemente te encuentres frene a un caso de diarrea.

Otra manera de saber si tu bebé podría tener diarrea, es constatando el estado de su  abdomen, con un muy suave masaje en su barriguita y  observando  si tiene distensión abdominal y si el pequeño responde favorablemente al masaje, es decir si notas que siente alivio, podría ser un indicativo de que efectivamente tiene diarrea e incluso, con el masaje en cuestión, podrían comenzar a salir los gases, que tanto incomodan a tu hijo.

Como es muy difícil constatar si el bebé se ha deshidratado por la diarrea, se hace necesario que no dejes de darle líquidos, especialmente agua o leche materna (pues se ha comprobado que interviene de manera positiva para detener la diarrea), cuya composición, constituye  un potente antibiótico, regalo de la naturaleza, con el cual se combate una eventual infección.

En todo caso, si ya estás seguro de que el niño presenta un cuadro de diarrea, lo más inteligente es llevarlo al pediatra, quien indicará los análisis pertinentes y recetará los medicamentos y dieta a seguir, para terminar con el padecimiento del bebé.