¿Qué es bueno para la diarrea en los niños?

Tener un niño enfermo en casa, es motivo de preocupación y nerviosismo, en especial si desconocemos exactamente cuál es el motivo de tal enfermedad.

La intranquilidad aumenta, si se trata de un cuadro de diarrea, que no se detiene con el paso de las horas, pues mientras más pequeño es el paciente, más rápido se deshidrata.

Veamos entonces qué es bueno para la diarrea en los niños, a fin de detener esta condición, que por lo general viene acompañada de malestar estomacal, dolores  y gases.

Además, conoceremos  cuáles son los pasos a seguir para evitar que la pérdida de nutrientes y minerales, mediante las deposiciones muy laxas, afecten aún más el organismo de nuestro peque.

Como dato adicional, te pedimos que te armes de mucha paciencia y que te pongas en el lugar de tu niño, recordando lo mal que se siente, estar con diarrea. Así, sabrás que además de remedios (farmacéuticos o caseros), lo que el peque necesita es atención y acompañamiento.

Debes en primer lugar, que tan fuerte es la diarrea, porque si se trata de algunas evacuaciones, con una frecuencia un poco más de lo normal, bastará con evitar que consuma bebidas envasadas o hechas en casa con exceso de azúcar.

Ahora bien, la preocupación llega, cuando no se detiene la diarrea y el niño se queja de dolores estomacales, pues por lo general, la diarrea suele ser producto de alguna infección.

Comienza por suministrar hidratación a tu niño, con algún suero oral medicado que puedes conseguir en la farmacia, a fin de evitar que se debilite por la pérdida de sales minerales mediante las heces demasiado líquidas.

También puedes preparar un suero casero, con cuatro tazas de agua, una taza de zanahoria rallada, una cucharadita de sal y una de azúcar, el cual podrás suministrar a tu peque, cada tres horas.

Puedes intentar la diarrea con una infusión de limón, que puedes elaborar con una taza de agua, el zumo de medio limón y una pizca de bicarbonato de sodio. Debes llenarte de paciencia para lograr que el niño la tome, puesto que no está acostumbrado a su sabor, pero debes hacerle entender que es para su bien y cuando sienta alivio, se dará cuenta de que no lo engañaste.

La diarrea causada por virus u otras infecciones es muy contagiosa. Higienice muy bien sus manos y las de su niño con agua y jabón cada vez que vaya al baño o le cambie el pañal.

Debes acudir al médico, a objeto de que le realice los análisis pertinentes, para descartar infecciones,  virus y bacterias, que podrían estar afectando el organismo del pequeño.

En el caso de que la diarrea corresponda a uno de estos factores, no debes administrar medicamentos que la detengan, sin antes consultar al doctor, para que le prescriba las dosis correspondientes a condición.

Por lo general, si la diarrea se debe al consumo excesivo de ciertos alimentos que tienen efecto laxante,  el doctor te indica que  lo mantengas hidratado y que dejes que las defensas del organismo, contribuyan a la detención de la diarrea.

Si por el contrario, la diarrea es sólo un síntoma de alguna enfermedad, será el especialista quien decida  el tratamiento.

En cualquiera de estos casos, lo más recomendable es, repetimos,  evitar la deshidratación y consultar a tu médico