Qué comer con gastroenteritis

Si has sido diagnosticado con gastroenteritis, seguramente has tenido dolor abdominal, inflamación, diarreas constantes y en los casos más severos, fiebre y escalofríos.

Y es que ésta molesta condición, responde a la inflamación del intestino,  causada por un norovirus (intoxicación por alimentos), por una bacteria o por parásitos.

La forma más común de infectarse, es mediante agua o alimentos contaminados, por eso se hace necesario, ser muy cuidadoso con lo que se ingiere.

En este sentido, las personas contagiadas, se preguntan qué comer con gastroenteritis y cuáles son los cuidados que se deben tener para evitar mayores complicaciones.

En primer lugar, lo que tienes que hacer es seguir al pie de la letra, las indicaciones del gastroenterólogo.

El médico, posteriormente  a todos los análisis necesarios, te recetará los medicamentos apropiados para tu recuperación.

Aunque para tu tranquilidad, la mayoría de los casos de gastroenteritis se recuperan con reposo y una dieta ligera que ayude a minimizar la manifestación de la enfermedad.

Veamos algunos consejos que te pueden servir de mucho, en tu lucha constante contra la gastroenteritis:

Prevenir: lavarse las manos con frecuencia, especialmente luego de ir al baño y antes de comer, es una de las acciones que te van a ayudar a evitar el contagio, por ingesta de alimentos contaminados o contacto con personas portadoras del virus.

Evitar la deshidratación: la frecuencia en los vómitos y las constantes deposiciones, ocasionan que el organismo se deshidrate, si no se reponen los líquidos perdidos. Por ello, es de vital importancia que ingieras suero oral, bebidas isotónicas, zumos frescos e infusiones, en mayor proporción de lo normal, también debes aumentar el consumo de agua.

Reposar: el reposo es fundamental, pues el organismo se encuentra debilitado por la cantidad de electrolitos perdidos debido a la diarrea frecuente.

Hacer dieta: el régimen alimenticio más adecuado para la gastroenteritis, es una dieta astringente, la cual consiste en ingerir alimentos no fibrosos, a fin de regular la función de la flora intestinal afectada por la diarrea.

En este punto nos vamos a detener, para explorar algunas sugerencias de menús adecuados para las personas con gastroenteritis.

Alimentos prohibidos: lácteos, grasa, fibra, refrescos gasificados, granos integrales,  frituras; exceso de aliños; semillas,

Alimentos permitidos: Yogur desnatado natural con bifiobacterias; infusiones digestivas o relajantes: los zumos de fruta, colados para quitar la pulpa; suero oral comerciales o de elaboración casera; bebidas isotónicas embotelladas, de cualquier sabor; frutas como manzana, pera, níspero y plátano; pan blanco; carbohidratos como arroz blanco, pasta,  patatas; verduras como la calabaza o la zanahoria;  claras de huevo; pechuga de pollo y  pescado blanco,

Aclarado esto, veamos un menú modelo:

 

  • Desayuno: una pieza de pan blanco, una tortilla de claras de huevo, un yogur natural desnatado y una taza de manzanilla.
  • Media mañana: una pera pequeña.
  • Almuerzo: una taza de consomé de pollo clarificado, aparte, la mitad de la pechuga con la que se elaboró el consomé, con puré de patatas y media taza de arroz blanco y una bebida isotónica.
  • Media tarde: una manzana pequeña.
  • Cena: bacalao al horno o asado, puré de calabaza con zanahoria, e infusión de tilo.

 

Recuerda vigilar las cantidades, para no esforzar el organismo, pues estás pasando por un proceso estomacal bastante delicado.

Intenta comer, aun cuando no tengas apetito.

Sigue las indicaciones de tu médico especialistas, recuerda que en este artículo no pretendemos sustituirlo.