¿Cómo cortar la diarrea con limón?                  

La mejor manera de controlar el malestar estomacal y la diarrea, ocasionada por indigestión o abuso de ciertos alimentos, es mediante remedios naturales.

Y es que la naturaleza, nos provee de recursos abundantes, efectivos y gratuitos, que utilizados concienzudamente, nos ayudan a resolver pequeños inconvenientes de salud.

De ninguna manera pretendemos ir en contra de la ciencia de la salud y el correcto uso de medicamentos prescritos.

Sin embargo, si en los remedios naturales, podemos conseguir paliativos para ciertas dolencias, no vemos la razón de no utilizarlos.

Volviendo al tema de la diarrea, en el limón, encontramos una panacea eficaz y popular, que nos aliviará, sin tener que realizar mucho esfuerzo y sin ir a la farmacia.

Los limones son conocidos por ser portadores de gran cantidad de  ácido cítrico y aunque es una   fruta de fuerte sabor ácido, al momento de  ser ingerida, se convierte en una de las de mayor poder alcalinizante para el ser humano.

En este sentido,  cuando una persona consume zumo de limón a diario y especialmente en ayunas, se dice que su pH se encuentra en perfecto balance.

Por otra parte, el importante aporte de calcio, magnesio y vitamina C, del limón al organismo, redunda en un sistema inmune y funcionamiento de los órganos internos saludables.

Hablando de los beneficios que provee el limón a nuestro cuerpo, nos encontramos con los  bioflavonoides, antioxidantes que previenen el deterioro de las células; el limoneno, excelente antibiótico natural;  y la pectina que además de combatir la infección, es un coadyuvante para disminuir los procesos inflamatorios.

Estos dos últimos elementos, son los que convierten al limón en el remedio natural antidiarréico por excelencia.

De allí, que la mayoría de las recetas para cortar la diarrea, tengan base en el zumo de limón, algunas veces con elementos adicionales como el bicarbonato de sodio y el agua potable.

Como dijimos más arriba, tomar el zumo de un limón, diluido en agua y un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio, es una receta que viene de la época de nuestras bisabuelas y si ha perdurado tanto en el tiempo, es porque se considera realmente beneficioso.

Si te encuentras atravesando por un proceso de infección en el sistema digestivo o alguna condición en el tracto intestinal, que te produce diarrea, toma una infusión que se prepara con media taza de agua hirviendo, a la cual le agregas media taza de zumo de limón, la endulzas con media cucharadita de miel (aunque si toleras el sabor de la misma sin la miel, es más recomendable), la dejas enfriar a temperatura ambiente y haces unas tres tomas al día. Su  efecto es casi inmediato, debido a las propiedades que contiene.

Como dato adicional, nos basamos en el dicho que reza “más vale prevenir que lamentar” y con el limón tenemos un remedio preventivo para la diarrea.

Y tú te preguntarás: ¿cómo puedo yo saber cuándo me dará diarrea? Pues, claro, nadie es adivino, pero lo que si sabemos, es cuando nos vamos a someter a excesos, especialmente en días festivos, cuando la comida y la bebida están disponibles en cada sitio que visitamos, casas de familiares, reuniones con los amigos e incluso en nuestra propia casa.

Así que si piensas ir a algún sitio, donde sabes que te servirán comida muy condimentada, salsas, aderezos, carnes con grasa o mucho alcohol, puedes prevenir una futura diarrea, tomando el zumo de un limón con bicarbonato o aplicar unas gotas de aceite esencial sobre una galleta o tostada y comerla antes de salir. Con esto vas blindado a tu reunión y podrás comer con tranquilidad, pues tu estómago estará protegido.