Cómo hacer la Dieta blanda para colonoscopia

 

Sin duda alguna, que la colonoscopia es un examen médico, que resulta desagradable y causa mucho temor en los pacientes.

Para mitigar un poco esta sensación de malestar, los especialistas, recomiendan un cambio temporal en la alimentación.

La mayoría de las veces, el gastroenterólogo  te enseña cómo hacer la dieta blanda para colonoscopia, pero si no es así, existe amplia información al respecto.

En este sentido, mientras esperas pacientemente algunos días a que te hagan el análisis,  puedes tomar nota de algunos consejos.

Aunque, con este artículo, no pretendemos sustituir los mandatos de tu médico, esperamos poder ayudar un poco, dándote algunos consejos, que nunca están de más.

 

Comencemos por conocer un poco más acerca de esta prueba médica, la cual es un medio expedito para diagnosticar las enfermedades que aquejan el intestino grueso e incluso para aplicar eventuales tratamientos.

Para efectuar este examen, se utiliza un colonoscopio, que nos es más que un  dispositivo, formado por un tubo  flexible de más de un metro de largo y de un centímetro de diámetro, que está dotado -entre otros elementos- de una pequeña cámara que transmite imágenes a un monitor.

Para poder introducir el dispositivo a través del recto del paciente  y a lo largo del  colon, para la obtención de imágenes, es necesario que el intestino se encuentre lo más desocupado posible, lo cual se logra mediante una alimentación ligera, desde tres antes de tal acción.

Para ello se requiere una preparación del colon por medio de unos laxantes que se toman por vía oral o por medio de enemas. Estas sustancias se administran durante el día o los dos días previos a la realización de la prueba y producen una diarrea abundante, con lo que se consigue limpiar el colon.

Consejos útiles para hacer la dieta blanda para colonoscpia:

  • Evita bebidas oscuras como café, té negro o refrescos de cola negra; tampoco son recomendables las gasificadas, ni las que contienen colorante rojo o batidos de frutas rojas.
  • Prescinde por estos días de hortalizas y frutas con semillas (como el tomate o el maracuyá)
  • Evita tomar medicamentos a base de hierro.
  • Nada de comidas oscuros, como el hígado, ni alimentos integrales; tampoco las leguminosas, frutos secos, bayas o semillas.
  • Elimina de tu alimentación el chocolate, bebidas y salsas que contengan cacao.
  • No están permitidos los lácteos.

 

Modelo de menú para el día 3, antes de la colonoscopia:

 

Desayuno: un huevo duro; tostada de  pan blanco; taza de avena sin leche.

Media mañana: una compota de pera.

Almuerzo: espagueti con palmitos y camarones; limonada.

Media tarde: zumo de naranja sin la fibra, preferiblemente colado.

Cena: merluza al horno; espárragos gratinados; una pieza de pan pequeña.

 

Modelo de menú para el día 2 antes de la colonoscopia:

 

Desayuno: huevos revueltos con jamón libre de grasa; pan blanco de molde sin tostar; una taza de tilo con miel.

Media mañana: una limonada fría o caliente, según tu gusto.

Almuerzo: sopa de pollo, desgrasada con arroz; pechuga hervida sólo con sal.

Media tarde: una taza de té manzanilla.

Cena: coliflor al horno con palmitos.

 

Modelo de menú para el día 1 antes de la colonoscopia:

 

Desayuno: tortilla de claras de huevo con champiñones; infusión de menta con miel.

Media mañana: compota casera de pera.

Almuerzo: caldo claro de pollo; puré de manzanas y peras; limonada.

Media tarde: gelatina color claro.

Cena: gelatina de color claro.

 

Ya para el día de la prueba, tu médico te indicará si deberás tomar algunos medicamentos, tales como laxantes o algún otro que considere necesario.