¿Es buena la manzanilla para la diarrea?

En los fríos días de invierno, las bebidas calientes están a la orden del día, especialmente en horas matutinas y antes de dormir.

Esta situación se duplica, cuando las condiciones de salud no están muy buenas y nuestro cuerpo se resiente de alguna manera, pues nada es más reconfortante, que una buena taza de infusión.

Si el problema de salud se refiere a un malestar estomacal o una indigestión que termina en cólicos y diarrea, la infusión recomendada es la de flores de manzanilla.

Si, efectivamente, la manzanilla es recomendada tanto por profesionales de la salud egresados de prestigiosas universidades, como por herbarios y creyentes en el poder sanador de los productos de la naturaleza.

Y es que nuestras abuelas no pueden estar equivocadas, cuando afirman con gran confianza, que es buena la manzanilla para la diarrea.

Si estás pasando por uno de esos incómodos períodos en que pillas cada virus que está en el ambiente; o en aquellos tiempos en que todo lo que comes te cae pesado; o estás yendo a muchas fiestas, donde se come y se bebe en exceso, lo más probable es que también estés  padecido de  diarrea.

La noticia no tan agradable, es que podrás disfrutar, hasta que las molestias estomacales te lo permitan, pero también te tengo una buena noticia: la manzanilla es excelente para tratar tanto el dolor de los cólicos, como la diarrea misma, pues se trata de un depurativo natural, que te ayuda a desechar las toxinas que te están haciendo daño.

Esto sucede, porque la manzanilla es portadora de una serie de propiedades, que benefician grandemente el organismo, mejorando las condiciones del mismo y ayudando a recuperar el bienestar.

De la manzanilla se aprovecha todo, desde las raíces, pasando por el tallo, hasta llegar a las flores, obviamente que cada parte de la planta se utiliza para diferentes fines.

Ahora bien, en el caso que nos ocupa, que es la diarrea, vamos a concentrarnos en las flores, ya que los efectos terapéuticos y sanadores que se le adjudican, están directamente relacionados con la digestión y la curación de dolores producidos por problemas del tracto digestivo-intestinal.

Las propiedades antiespasmódicas de la manzanilla, provienen de su composición, en la cual prevalecen los taninos o elementos fenólicos, cuyas propiedades astringentes y antiinflamatorias, ejercen gran influencia en el alivio de los síntomas de la diarrea.

El efecto relajante de la manzanilla, actúa directamente en el alivio de dolores estomacales y agiliza el proceso de recuperación, al disminuir considerablemente el número y frecuencia de deposiciones, además de aumentar la densidad de las heces, lo cual obviamente, detiene la d

De hecho, las aplicaciones medicinales de la manzanilla, alcanzan cualquier afección que tenga lugar en el aparato digestivo, ya que sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, pueden reducir hinchazones e irritaciones que pudieran estar presentes en las mucosas del estómago y los intestinos.

Si sientes alunas molestias en el estómago, como distensión´, inflamación, gases, dolores y por supuesto, diarrea, no dejes de prepararte una infusión con una cucharada de flores de manzanilla y una taza de agua hirviendo. Si no toleras tomar la infusión sin endulzar, puedes agregarle un toque de miel, aunque no es lo más recomendable, pues  los sabores dulces, estimulan el movimiento del colon y tu estas tratando de evitar es precisamente eso.

Así pues, la mejor manera de aprovechar todos los beneficios que la manzanilla trae a tu organismo, es ingiriéndola en infusión tibia en estaciones frías y como agua fresca en el verano y la primavera, pero no la dejes de lado en ninguna época del año.