¿Qué alimentos provocan diarrea?

La diarrea puede ser provocada por múltiples factores, tanto internos como externos, que pueden incidir en el buen funcionamiento de nuestro organismo.

En este sentido, afirmamos que la diarrea puede ser causada por variadas circunstancias, como  como los procesos virales, la influenza estacional y las bacterias.

Otras causas pueden ser la excesiva ingesta de bebidas alcohólicas; los efectos secundarios de algunos medicamentos; las reacciones alérgicas a ciertos alimentos y el consumo de agua o  comidas contaminadas.

En cuanto a los alimentos, existe un grupo de ellos, que causan laxitud de las heces, aun sin provocar alergias o estar contaminados, sencillamente, su composición, produce diarrea a algunas personas.

Si te estás preguntando ¿Qué alimentos provocan diarrea?, sigue leyendo que este artículo te interesa.


Podemos clasificar los alimentos que producen diarrea, en   grandes grupos, a saber:

  • Productos lácteos.
  • Alimentos grasos
  • Alimentos ricos en fibras
  • Azucares, aderezos y condimentos

Productos lácteos. El primer grupo de alimentos, al cual se refieren los especialistas, al hablar de los que producen diarrea, es indudablemente el de los productos lácteos y es que su alto contenido de proteínas y grasas, inciden directamente en el sistema digestivo, en especial en aquellas personas, que comprobadamente carecen de la enzima llamada lactasa, que trabaja en el organismo para poder digerir la lactosa de estos alimentos.

En este sentido, el consumo de leche, crema de leche, nata, quesos, mantequilla y helados cremosos, entre otro, debe ser moderado, a fin de evitar malestares estomacales y diarrea.

Alimentos grasos. Todo alimento que tenga alto contenido graso o trazas de  grasa visible, que sea preparada en aceite o que provenga de cortes no magros de animales, es susceptible de ocasionar diarrea.  La causa es que la grasa (especialmente de la carne) es muy difícil de procesar para el organismo.

Por ello se recomienda mantener a raya, carnes de cerdo, búfalo, cortes de res muy grasosos, aceite de girasol, canola o maíz y en la medida de lo posible, se aconseja preparar los platos al vapor, hervidos u horneados.

Alimentos ricos en fibra. La fibra en los alimentos es realimente saludable, debido a su alta incidencia en el mejoramiento del tránsito intestinal, son recomendados para tratar el estreñimiento, por ende, cuando se  consumen en exceso, tienden a ocasionar la laxitud de las heces, lo que eventualmente podría convertirse en diarrea.

Por ello, es aconsejable, cuando se tiene diarrea o se quiere evitar, no comer alimentos integrales (como pan, arroz, trigo y  avena integrales); también se recomienda evitar frutas deshidratadas y frutos secos como nueces y semillas.

Azucares, aderezos y condimentos. Los alimentos endulzados con azúcar refinado, son esencialmente grasos y como ya dijimos, la grasa es muy difícil de procesar y por lo tanto produce diarrea.

Por su parte, los aderezos y condimentos, tienden a irritar y producir gases, lo cual, también conlleva a cuadros de laxitud en las heces.

Si tienes un estómago muy sensible, evita las comidas picantes y muy aderezadas, pues seguramente tu organismo no será capaz de procesar  este tipo de sustancias y lo más probable es que te causen diarrea.

Para mantenerte saludable, debes llevar una dieta basada en alimentos como frutas, verduras y  carnes magras,  preparados sin grasa, es decir, al vapor, hervidos, horneados o asados, lo cual redundará en un cuerpo más sano y en la pérdida de peso.

No olvides tomar ocho vasos de agua al día y hacer ejercicio físico, para completar el plan alimenticio para una vida sana y sin problemas estomacales.