¿Qué alimentos son buenos para cortar la diarrea?

Existen muchas recetas de fácil preparación, para elaborar distintos platos, que se recomienda ingerir, cuando se tiene malestar intestinal.

Y es que las personas, cuando se encuentran en esta situación, por lo general buscan ¿qué alimentos son buenos para cortar la diarrea?

Lo que sucede es que,  algunos alimentos aceleran o enfatizan la diarrea, mientras que otros, se encuentran en el   grupo que, por su composición, detienen la misma.

El método natural para aliviar ésta molesta condición, que en la mayoría de los casos viene acompañada de gases y que en otras ocasiones se manifiesta con  mareos y vómitos, es mediante los hábitos de alimentación.

En este sentido, es bueno conocer la manera de cortar la diarrea, a través del consumo de alimentos que trabajen en función del equilibro orgánico y la erradicación de posibles infecciones.

Es de suma importancia, descartar algún factor relacionado con enfermedades preexistentes, que pudieran ocasionar diarrea, como parte de sus síntomas o como consecuencia del uso de ciertos medicamentos o tratamientos y por lo tanto, debe ser tratada por tu médico.

Si ese no es el caso y tu congestión estomacal, se debe a algún virus; al consumo excesivo de alimentos grasosos, muy condimentados o picantes; a la ingesta indiscriminada de alcohol; o a una indigestión común, puedes tratar de detener las frecuentes deposiciones, mediante métodos naturales.

Uno de estos métodos, es el cambio tu tu dieta, pues al introducir frutas ricas en pectina y alimentos que te proporcionen  calcio y vitaminas, la diarrea comienza a ceder y da paso al alivio tan anhelado por ti.

En primer lugar, debes tomar mucha agua, a fin de evitar la deshidratación, que aparece, como consecuencia de la frecuencia y densidad de tus heces. Añade también sueros orales y bebidas sin colorantes y  no azucaradas.

Consume alimentos ricos en pectina, una fibra que se caracteriza por ser soluble en agua y contribuir de manera paulatina en la disminución de la diarrea.

La pectina se encuentra naturalmente en frutas como  manzana, peras, bananas, uvas, cereza, albaricoque y yogurt natural. Puedes comerlos crudos o en compota hecha en casa y sin agregar azúcar refinado.

En caso de sentirte mareado y sin fuerzas, debido a la pérdida de potasio como consecuencia de la diarrea, es recomendable el consumo de bananas, jugo de tomate y puré de patatas.

El puré, debe ser cuidadosamente preparado, pues las patatas deben  hervidas  sin cáscara, para evitar el exceso de fibra. Ahora bien, para aprovechar su contenido de almidón, la cocción debe ser lenta y con la olla herméticamente tapada, luego se deja reposar, hasta enfriar a temperatura ambiente, antes de sacar los trozos de patata para convertirlos en puré.

La adición de la sal a las comidas, es también muy importante,  porque el sodio actúa como retentor de líquidos, lo cual contribuye a la disminución de la diarrea.

Se aconseja a quien tiene diarrea, que ingiera suficiente cantidad de proteínas magras, es decir, cortes de carne que no tengan trazas de grasa visible y preferiblemente aves. Esta proteína debe prepararse hervida, cocida, horneada o asada, para evitar la ingesta adicional de grasas, pues este es un elemento que contribuye a la persistencia de la diarrea.

Añade a tu menú, platos a base de zanahorias, calabacín, calabaza, apio y espárragos, siempre preparadas al vapor o cocidas en agua, a objeto de lograr que el hervor y/o el vapor, neutralicen el contenido de fibra que pudieran tener las mismas.

Alimentos con alto contenido de hierro, como  berro, acelgas y espinacas, pero debes tomar en cuenta que debes pasarlos por la sartén sin aceite y si los vas a comer en ensalada, recuerda no agregar aderezo que contenga grasas.

En cuanto a los cereales, el arroz blanco es el más recomendado para detener la diarrea, aunque también se pude consumir trigo no integral.

Como recomendación adicional, está la del tamaño de las raciones, pues si estás pasando por un proceso estomacal delicado, lo más probable es que no toleres porciones de comida muy grandes, entonces es preferible que comas varias veces, pero poca cantidad y vayas aumentando, en la medida en que tu organismo lo requiera.